Adiós



Hay muchas formas/de despedirse/dando la mano/dando la espalda/nombrando fechas/con voz de olvido/pensando en nunca/moviendo un ramo/ya deshojado
por suerte a veces/queda un abrazo/dos utopías/medio consuelo/una confianza/que sobrevive/y entonces triste/el adiós dice/que ojalá vuelvas 
ADIOSES (Mario Benedetti en Defensa Propia)


Este adiós que te guardo
está madurando con los días
Exprimo nuestra vivencia
y no la dejo quedarse
en el pasado

No puedo avanzar contigo
por que te deseo a cada instante
y desear lo que no se puede tener
es como escribir
sin que nadie te lea
Eso seguro que lo entiendes
Te quiero pero no deseo luchar
contra el destino
Disfrutaré de vez en cuando
de tu recuerdo
que seguirá alterándome

27 comentarios:

Xarnego dijo...

Escribir sin que nadie te lea puede parecer triste
Pero todo y que lo que por la noche escriba y a la mañana rompa en mil pedazos
Habrá valido la pena haberlo hecho
porque habré expresado todo lo que siento.

Avellaneda dijo...

Y sobretodo, habré sentido todo lo que escribo

Isabel dijo...

Te amo aunque deba dejarte atras

Avellaneda dijo...

Ya dijo Jorge Drexler "uno conserva lo que no amarra" y a veces amar demasiado hace que tengamos que decir adiós para no ahogarse

Ines dijo...

tan certero siempre maestro benedetti!

Anónimo dijo...

Me encanta n.n

AARM dijo...

Yo también te amo amor mio y desespero cada día por no estar contigo consolandote.

Anónimo dijo...

Para ti

Anónimo dijo...

Aqui estoy, como cada cierta noche de cada cierto tiempo, trayéndote del recuerdo e invariablemente me repito Sos un idiota che.. Sos un idiota

Mildreth Barrios dijo...

Siempre das dónde más duele Benedetti! </3

Anónimo dijo...

Este poema es un susurro a mis pensamientos y sentimientos te digo a dios y tu recuerdo sigue alterandome , que bello benedetti

Anónimo dijo...

Ojalá algún día veas este comentario BMBZ y sepas que TE AMO con toda mi alma, y si me alejo es por amor.

guillermo dijo...

Alicia del rocio davila chavez ... tu recuerdo sigue alterandome

Anónimo dijo...

Es curioso que Benedetti fuera mi mentor y mi cómmplice cuando comenzó esta extraña andadura.
Era el correo que enviaba mensajes de amor.
Diálogo trovador de poema y cancion.
Aún así, ambos, hubiéramos deseado oírte platicar con el aroma de una taza de café.
No ha podido ser.
El amor y el olvido nunca se llevan bien.

Chimalxochitl dijo...

Lo intentamos a cabalidad , que fantástico hubiera resultado ganar. Es un hecho "No puedo avanzar contigo IMAR"

Chimalxochitl dijo...

Lo intentamos a cabalidad , que fantástico hubiera resultado ganar. Es un hecho "No puedo avanzar contigo IMAR"

Johanna Fo dijo...

Me duele más tenerte que perderte .. adiós

Anónimo dijo...

Pues dejarte atrás es lo correcto

Anónimo dijo...

El corazón no olvida y siempre querrá estar donde es realmente amado.

oscar samayoa dijo...

Conocí tu poema Adios, debido a una publicación que se lo adjudica a Benedetti, principalmente porque se fijaron más en el epígrafe, pero veo que ya no publicas más. Tienes otro blog?

Avellaneda dijo...

Hola Oscar, gracias por comentar y por diferenciar un gran poema ( el de Benedetti) y el mío (que nada tiene que ver ¡ojalá!).
Hace un tiempo vi que mi poema lo atribuían al gran escritor e intenté hacerles ver la confusión pero no recibí respuesta y creo que la confusión sigue.
En el lateral de este blog verás otros dos en los que he escrito e intento seguir escribiendo. Invitado estás a navegar por ellos y, si te apetece, opinar y comentar

Nabila Amar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Angie dijo...

Te digo adiós aunque desde hoy empiece a vivir a medias porque te llevas parte de mi contigo y yo no te dejaré de pensar

Anónimo dijo...

Te amé sin que yo lo supiera, y busqué tu memoria.
En las casas vacías... entré con linterna a robar tu retrato.
Porque yo sabía dentro de mi alma ya cómo eras.
De pronto un día mientras ibas conmigo y sin mi por el mundo, te toqué y se detuvo mi vida:
frente a mis ojos estabas, llenando el silencio, reinando en mi corazón solitario
haciendo tuyos aquellos silencios, mis miedos, mis esperanzas
Como hoguera en los bosques el fuego es tu reino.

MiguelAngel Aa dijo...

Te acabo de leer

Rosario Pacheco dijo...

Hermoso sin duda, saben en qué libro de Mario Benedetti puedo encontrar este poema? Gracias

Avellaneda dijo...

Rosario Pachecho, el de "Adioses" es del libro Defensa Propia de Mario Benedetti